Medicina

Medicina

 

C~instinto no es una reinvención de la persona ni tampoco una plataforma de generación de conductas nuevas que parten de los paradigmas de la psicología, psiquiatría, nuevas tendencias o el coaching propiamente dicho.

C~instinto es una ayuda para que reacciones siempre desde una menor experiencia y para que reconozcas los recursos originales que llevas en ti mismo, instintivos, libres de problemas.

Es una nueva respuesta, jamás vivida ni experimentada.

C~instinto es una nueva comunicación, lejos de la filosofía pero cerca de la ética, lejos de conflictos y cerca del bienestar de cada uno.

Yo te respondo
Se trata de que quieras tener una respuesta más natural, en armonía contigo mismo y con tu profesión (seas empleado o empresario) que no sea la que siempre has usado, la que has estudiado, lo que los demás ven “bien” o lo que te han obligado a hacer.

La respuesta que te daré no vendrá condicionada por ningún patrón impuesto, reconocido ni exigido sino por la naturaleza de tu persona a la que le sumas la responsabilidad de tu profesión para un mayor rendimiento con menor esfuerzo y mayor excelencia que harán de ti un profesional único..

Más información…

 

Si usted está interesado en contratar un servicio de Formación de esta índole o de otros temas para un colectivo o grupo, por favor, pinche AQUÍ para mayor información.

 

 
“No existen enfermedades sino enfermos”.

Los médicos u organizaciones científicas se apoyan en estudios científicos, lo que quiere decir que parten de un estudio previo que sus antepasados dejaron como legado, como punto de referencia, el cual van variando a medida que la realidad va caminando y mutando. La realidad está formada por personas y estas enferman en algún momento de su vida.

Para que la Medicina como disciplina y actividad exista, se necesitan pacientes sobre lo que intervenir, además de enfermedades, que son los vehículos a través de los cuales se establece la relación entre médico y enfermo.

El mundo ya cambió, incluidos la enfermedad y el enfermo. Hoy en día hay numerosos tipos de medicinas que comparten su actuación (medicina tradicional occidental, oriental, alternativa, etc.). Por ello, también se están diversificando los pacientes y las enfermedades.

Lógicamente hay un aumento en el número de diagnósticos y de tratamientos médicos, cada vez más dispersos, que necesitan ser nombrados y etiquetados para poder dar cabida y soporte a tanta demanda.

La Medicina está muy lejos del instinto, el cual hace que veas a un enfermo y no una enfermedad desde un sentido común o sexto sentido que se perdió por culpa del camino del conocimiento y experiencia.

Hoy es todo lo contrario: necesitamos determinar la enfermedad para incluir a ciertas sintomatologías en ella. El efecto es aterrador: todo se cumple porque todo partió de esa intención.

A esto se suma la nueva necesidad de asistir al médico de forma preventiva para “evitar o detectar esos posibles males en el futuro”. ¿Cuál es el objetivo?

Si nos comunicáramos desde nuestro instinto, utilizaríamos la medicina cuando fuera necesario y disfrutaríamos de la vida en cada instante.

Y a su vez, el médico o personal sanitario tendría espacio y autoridad para hacer uso de su instinto pudiendo evaluar al paciente como a un ser separado del resto y no como a un enfermo dentro de un grupo previamente etiquetado.

De eso trata C~instinto, de poder recoger todo y llevarlo al sentido común, en lugar de avanzar hacia más enfermedades cada vez más complejas y por consiguiente, más enfermos que las padezcan.